Marcas Ofertas Familia Hogar Bienestar Belleza Productos Club de Embajadores

¿Se te olvidan las cosas? ¿Preguntas algo pero no prestas atención a la respuesta..? ¿Te cuesta concentrarte y notas que te falta claridad mental? Todos son síntomas de que hay demasiado en lo que pensar. Ahondamos en ello y nos preguntamos: “¿estará relacionado con la carga mental?”



Qué es la bruma o niebla mental
Llamamos así a esos breves lapsos de tiempo en los que nuestras neuronas “duermen” o “se apagan”. Las personas que sufren de “niebla mental” afirman tener fugas momentáneas, incluso la sensación de que una parte de su cerebro está apagada, o en stand by... Lo que se dice “en blanco”. Un ejemplo muy clásico es el de quedarse “ausente” en medio de una conversación o conducir de forma automática, también los “olvidos”, el déficit de atención y la falta de concentración son signos de ella.

Y es que no son simples olvidos. Tampoco son descuidos comunes. En la Universidad de Wisconsin-Madison han descubierto que la niebla mental se localiza en diversos grupos de neuronas corticales que desarrollan “apagados” momentáneos, fallos en la conectividad que dejan a quien la padece perdido en un bosque “brumoso”.

Por qué aparece la niebla mental
La causa de este fallo cognitivo puede tener orígenes diversos, causas relacionadas con cuadros de estrés o enfermedades muy concretas. Pero la niebla no es una enfermedad en sí misma, es un síntoma, un trastorno ejecutivo de las funciones que nos permiten organizarnos, prestar atención o cambiar de tarea sin perder el hilo de lo que estábamos haciendo.

La niebla mental puede estar relacionada con:

Demasiada carga mental y modo “multitarea”
La “carga mental” y la multitarea continua es la epidemia silenciosa más común de los últimos 50 años, esa a la que no le damos ninguna importancia. Trabajar sin descanso, encadenar una tarea tras otra y concentrar toda nuestra atención en diversos estímulos a la vez, puede traer, tarde o temprano, consecuencias.

El cerebro no es un ordenador, necesita descansar, ratos de relax y esparcimiento, de ocio. Si le saturamos de tareas, sobre-estimulando al límite sus capacidades, no desarrollaremos un cerebro mejor. Lo que sucederá es que nos reclamará descansos a la fuerza, quedándose “colgado”, “desconectando” momentáneamente.

Así pues… si eres de los que no paran y tienen siempre mil historias dando vueltas en la cabeza, aguijoneando, si sufres de “carga mental” (o lo que es lo mismo: tu mente lleva siempre colgada una “mochila” llena de tareas pendientes, listas de la compra, deberes, citas médicas, lavadoras… incluso el organigrama social de toda la familia), tal vez tu niebla mental venga provocada por ese estrés y esa ansiedad que trae consigo el “no descansar nunca”. Párate a pensarlo, ve al médico, descarta otras dolencias y empieza a pensar en ponerle solución a tu carga mental. Nosotros te ayudamos.

Otras causas de niebla mental:
La fibromialgia
Y en este caso sería “fibroniebla”. La Fibroniebla leve es un síntoma muy común de la Fibromialgia y el Síndrome de fatiga crónica. Se manifiesta en problemas de concentración, falta de memoria y de habilidades multitarea, también en dificultades de expresión, claridad de pensamiento, ubicación correcta y/o confusión. Además, quienes la padecen tienen la sensación de “ver la vida a través de una neblina” y mareos “borrosos”.

Ser celíaco y no saberlo
¿Sabías que consumir demasiado gluten o ser celíaco puede provocar neblina mental? Pues sí, y si se debe a esto, basta con cambiar la dieta para que la bruma mental desaparezca.

La menopausia
En esta época aparecen cambios físicos en nuestro cuerpo, la aparición de la niebla mental es uno de ellos. Al bajar los niveles de estrógenos se producen cambios en nuestros procesos cognitivos: dificultad para concentrarnos, para asimilar datos nuevos y tomar decisiones con rapidez, por ejemplo.

Si tienes alguno de estos síntomas, acude al médico para un diagnóstico profesional sobre tu caso. Intenta mantener la calma y cuéntalo en casa, verás que al compartirlo te quitas un peso de encima… pero, sobre todo, ten claro que el miedo, el estrés y la ansiedad no te ayudan, al contrario, estimulan más aún este problema.

Cómo alejar la bruma o niebla mental

  • Apúntalo todo. Tomar notas reafirma las ideas y los recuerdos.
  • Duerme lo necesario, entre siete y nueve horas de sueño cada día.
  • Haz ejercicio a diario. Simplemente, con un paseo de 45 minutos al día ya le haces un favor a tu mente.
  • Alimenta tu cerebro: cambia los alimentos procesados (si los tomas) por una alimentación rica en frutas, verduras, frutos secos, cereales integrales y legumbres, con proteínas magras y grasas saludables.
  • Busca entornos relajados para mejorar la capacidad de concentración.
  • Divide las tareas en pequeñas parcelas de esfuerzo. No intentes hacerlo todo de una vez.
  • Empieza una terapia anti-estrés: yoga, meditación, mindfulness y relajación, mejorará tu claridad mental.
  • Aprende cosas nuevas y cambia tus “rutinas”. Haz cosas distintas: ve a trabajar por una ruta diferente, empieza un nuevo hobby, escucha música diferente.
  • Relaciónate más, abre tu círculo a personas “no tóxicas”. Compartir te ayudará a combatir el estrés y la depresión.


Y si tiene que ver con la carga mental, ¿qué hago?
Habla con tu pareja, ¡cada casa es un mundo! Se trata de ser firme y sincero, para poner en marcha un sistema de organización que encaje en el proyecto de ambos. Desde luego tiene que haber un cambio, un reparto de la carga mental, una reestructuración de las tareas del hogar y de las responsabilidades y la carga que supone cada una de ellas. Lo esencial es que el reparto sea justo, y que cada uno gestione sus ámbitos de “pe a pa”, (lo que no quita que consulte y comparta las opiniones del otro). Así, a medida que equilibréis la carga, tu mente se relajará y estarás mejor.

Si al leer este artículo te has sentido identificado con la descripción de la niebla, y también con el concepto de “carga mental”, te recomendamos que sigas leyendo con nosotros sobre ella, porque al igual que esta, la “carga mental” puede ser un problema silencioso. ¡Comenta y comparte! Vuelve a la sección de Carga Mental para seguir investigando sobre este fenómeno.

Descubre las marcas de P&G










pg-small Visitar www.pg.com

© 2019 Procter & Gamble España S.A. Todos los derechos reservados. El uso y acceso a la información de este sitio está sujeto a los términos y condiciones establecidos en nuestro acuerdo legal.




Consentimiento de cookies